8
Oct

El futuro mercado del vehículo eléctrico

Written on October 8, 2009 by Oscar Ciordia in Uncategorized

Comienzo una serie de posts sobre la ahora tan famosa temática del vehículo eléctrico.

Para hacer un poco de “boca” os pongo un gráfico, más conceptual que otra cosa, que ilustra lo que en definitiva condiciona el desarrollo del mercado futuro de un vehículo eléctrico:

desarrollo de mercado del VESi seguís leyendo os trato de explicar lo que se sintetiza en la gráfica

En el gráfico se trata de explicar el desarrollo futuro del mercado de los vehículos eléctricos a baterias (BEV y área en azul) en comparación con el vehículo de combustión interna actual (ICE área en gris). Para ello el gráfico muestra en el eje X los años y en el eje Y el coste total de la movilidad en cada tipo de vehículo (euros de energía consumida al recorrer 100 km.) este coste incluye también, en el caso del BEV la amortización de las caras baterías que necesitan.

Para cada tipo de vehículo se pinta el área delimitada por dos rectas, el mejor y el peor escenario. En el caso del BEV el mejor caso representa una aceptación de la nueva tecnología por parte del cliente grande con lo que las economías de escala benefician la reducción de coste de las baterías. El peor caso es el opuesto (aceptación baja e inexistencia de economías de escala).

En el caso del ICE el mejor caso es una tendencia sostenida de mejora de la eficiencia de estos motores (menor consumo de combustible para una potencia dada) junto con un aumento muy moderado del precio del combustible. El peor caso es también el opuesto (aumento considerable del precio del combustible).

Pues bien, el punto donde se cruzan estas áreas, y para simplicar tomamos un escenario intermedio de cada una de ellas representado por una línea recta en su interior, es donde se supone que el BEV comienza a ser una alternativa económicamente viable per se (sin subsidios de ningún tipo) al ICE.

Como podéis ver, cruzando mejor caso del BEV con el peor del ICE, tendríamos el escenario más optimimista posible y eso nos situa no antes de 2015!!!. El escenario “nominal” donde se toman los casos nominales de cada tecnología nos “planta” en el 2019!!!.

En resumen, sin ayudas ni incentivos, sin impuestos que graven sustancialmente los ICE, en definitiva dejando a “la mano oculta” del mercado actuar, tendríamos que esperar al 2020 para comenzar a ver un mercado real de nuevas propulsiones desarrollándose. ¿Merece la pena acelerar el proceso en aras del medio ambiente?

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept