4
Jun


Hace unos días me pidieron que escribiera unas líneas sobre de donde venimos y hacia donde vamos. Y aunque se que faltan muchas cosas las comparto en este foro para que podáis dar otras visiones y mis palabras sean más completas. Empiezo:

El mercado español ha tenido una época de esplendor durante los últimos años que tuvo su cenit entre 2007 y 2008. Después todo han sido caídas y malas noticias, una tras otra.

¿Pero estábamos donde debíamos estar o nos encontrábamos en otra burbuja? Para mí es clara la respuesta: SI, estábamos en otra burbuja.

¿Qué puntos influyeron en esa burbuja?

  1. Alta (e irreal) capacidad de endeudamiento de los españoles: No extrañaré a nadie si digo que los bancos han sido muy laxos a la hora de dar créditos a todo el mundo. Conozco el ejemplo de una persona que se compró a crédito un Volvo S60 con un sueldo de 800 euros al mes como jardinero, sin dar entrada y siendo temporal. Hoy nos parece raro pero esto era el pan nuestro de cada día que tiempo después ha estallado en las manos de los bancos. Hoy la morosidad es la reina.
  2. Sería injusto decir que sólo los bancos tienen la culpa en el endeudamiento. Los usuarios la tienen incluso más. Porque no puede ser que el coche sea algo que se plantea “meter en la hipoteca”, pagar a 10 años, dejar de tener seguro a todo riesgo “porque no me da para pagar la cuota”, etc. Y es que, aunque no se le puede llamar factor causante de la burbuja sin esto seguro que otro gallo nos cantaría.
  3. ¿Y las marcas y los concesionarios? ¿Hicieron algo mal? Pues si. Las marcas, para no parar su capacidad productiva ofrecían incentivos a la venta y los concesionarios entraban a rebufo. La auto matriculación de coches estaba a la orden del día para poder llegar a unos objetivos anuales y mientras todo fluía no había problemas. Daba igual porque si uno no tenía dinero en la concesión los bancos ofrecían cuentas de crédito sin problemas (avaladas por superficies de concesionarios que hoy valen mucho menos). He tenido en mi mano listas de coches de una marca Premium alemana de los dos concesionarios más grandes de Madrid: 15 y 18 millones de euros en coches de menos de 2 años era el dantesco número.

Por esta burbuja, y por esta situación irreal mi teoría siempre fue que las caídas que han venido después no deberían haber sido tantas. El número de unidades vendidas durante los ejercicios esplendorosos siempre estaban infladas por unos stocks monstruosos por parte de los concesionarios con lo que la caída, aún habiendo sido grande, nunca tendría que haber sido la que fue.

Lo que pasó después todo el mundo lo sabe: Paro, créditos más difíciles, la bola de nieve en la que hoy nos encontramos y que parece que no para…

Y es verdad que el inicio del ejercicio 2010 no ha sido del todo malo por determinados factores:

  1. Mejora de la situación crediticia, cerrada de una manera agresiva durante el ejercicio 2009. No es que se estén cometiendo locuras pero hemos pasado a estar en una situación más razonable de concesión de créditos por parte de las entidades financieras.
  2. Mayor compromiso de las marcas con las redes de concesionarios. El inicio del ejercicio 2010 ha sido de apoyo en forma de campañas para reducir el alto stock de los concesionarios. Y ha tenido éxito, hoy pasa que las concesiones no tienen stock y se trabaja casi bajo pedido, lo que ayuda a que el coste financiero de las sociedades no sea tan elevado como el que tuvimos en épocas de altas.
  3. Punto clave en las ventas de lo que llevamos de año 2010 es el famoso Plan 2000e. Cierto es que ha habido dudas de inicio pero ha sido clave en la dinamización de las ventas. ¿Dónde estaríamos sin esas ayudas? Nadie lo sabe en cifras concretas pero nadie discutirá que muy por debajo de donde hoy estamos.

¿Y hacia donde vamos?

Desgraciadamente no soy muy positivo en lo que queda de año por varios factores:

  1. Retirada de las ayudas, del Plan 2000e. Si volviera a aparecer ayudaría a amortiguar la caída pero no parece a día de hoy muy probable.
  2. Más serio, y no tanto por la cifra sino por su repercusión psicológica en el consumidor, es la subida de dos puntos del IVA. No creo que sea clave el que un coche, de precio medio 18.000 euros tenga una subida de 360 euros sino el miedo que este punto está teniendo sobre el futuro comprador.
  3. Reordenación del mercado financiero español y menor capacidad de endeudamiento de las entidades como consecuencia del aumento de la prima de riesgo con respecto a nuestros vecinos europeos.

Y con esto ¿Qué nos deparará lo que falta de 2010?

  1. Evidentemente si esperamos un mal segundo semestre esperaremos una cifra de ventas de coches igual o algo menor que la del ejercicio 2009, por muy alejado que esto nos pueda parecer. Me creo un segundo semestre malo que compense el buen primer semestre que hemos disfrutado.
  2. Reordenación de concesionarios: Los puntos que han ayudado al sector han retrasado algo que para mi es inevitable que es la caída de muchos concesionarios que hoy, y aún con las ventas de 2010, siguen en el alero. A nadie se le escapa que si hoy se venden en España un 40% menos de coches que en los momentos álgidos del sector. ¿Por qué no han caído ese número de concesionarios? Ha sido retrasar lo inevitable pero desgraciadamente creo que hacia ahí vamos. Quizá sea algo que se de parte en 2010 y parte en 2011 pero se dará.
  3. Aumento, más aún, de la tasa de venta de coches de segunda mano versus coches nuevos. Hemos sido un país con una cifra muy cercana a la venta de un coche nuevo por cada coche usado mientras que en Europa la tasa es de 1,5 usados frente a un coche nuevo. Estamos ya a medio camino pero estoy seguro que seguiremos avanzando hacia el famoso 1,5.
  4. No se si en 2010 pero estoy seguro que las marcas podrán tener una red de concesionarios a las que les den más y les exijan menos. ¿Cuánto veremos centros multi marca de coche nuevo? ¿Por qué no hay hoy una tienda donde se venda “de todo”? Las marcas no lo permiten, altos estándares para evitar que esto pase pero tiempo al tiempo…

Lo que si que tengo claro es que el modelo se terminará por fragmentar tanto que se podrá llegar a vender coches por Internet de verdad. Cierto es que con la mencionada red de concesionarios esto es imposible pero el futuro seguro que pasa por estos puntos:

  1. “Show rooms” de las marcas en las ciudades más importantes del país.
  2. Pruebas, previo pago de una pequeña fianza a devolver si se efectúa la compra, del coche en el domicilio del cliente. Donde viva.
  3. Pocos concesionarios multimarca, muy fuertes, que compitan con las propias marcas y con instalaciones fuera de los núcleos urbanos.
  4. Venta a través de Internet. Ahí estaremos, ahí estará coches.com

Espero vuestros comentarios, darme caña y complementar que para esto estamos!

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept