24
Jun

Dineros del Plan 2000 E ¿Y ahora que?

Written on June 24, 2010 by Ricardo Conesa in Uncategorized

Ayer asistí a la reunión de Faconauto sobre las cantidades pendientes de pago del plan 2000E.

En mi opinión, aunque el resultado haya sido positivo en su conjunto,  se ha jugado más a “que hay de lo mío” que a buscar un beneficio global del sector y sobre todo con una improvisación de la que ahora se sufren las consecuencias.

  • Se anuncio cuando todavía no estaban definidas claramente las condiciones ni el procedimiento de trabajo, para conseguir impacto mediático inmediato.
  • Se crearon expectativas en los clientes que tuvieron un efecto muy positivo en el incremento de visitas a las concesiones pero  que forzaron una competencia feroz entre concesionarios,  que hizo que se dieran los descuentos a los clientes sin tener la certeza documental de que se iba a recibir la compensación por parte de los  gobiernos central  y autonómicos.
  • Mientras hubo dinero no hubo problemas pero al acabarse este, aquellos concesionarios más agresivos y que habían anticipado los descuentos a los clientes se encuentran en una situación difícil.

¿Y ahora que?

  • El gobierno ha recaudado probablemente más que si no se hubiera hecho el plan y con una imagen positiva de ayuda al sector y de preocupación por la industria.
  • Las marcas han conseguido unos incrementos de ventas importantes que les han permitido mantener fábricas y cubrir gastos fijos con una ligera reducción de márgenes.
  • Los concesionarios han incrementado sus ventas y conseguido que su parque de coches nuevos (<2 años) no se perjudique tanto, posponiendo aunque no solucionando, la situación de pérdida de rentabilidad y liquidez.

El mayor esfuerzo y sobre todo el mayor riesgo del proceso ha recaído en los concesionarios que se han visto forzados a anticipar esas cantidades a los clientes, para beneficio propio, de marcas y gobiernos.

En mi opinión aparte de conseguir que sean los gobiernos los que paguen por supuesto las cantidades correspondientes a operaciones aceptadas por FITSA, para los vehículos no incluidos en el sistema, las marcas deberían apoyar a los concesionarios y solidarizarse, no solo participando en el coste jurídico de la reclamación, sino también en la financiación de los importes a aquellos concesionarios que   tengan más problemas y en caso de impago solidarizándose en la perdida con los concesionarios afectados.

La enseñanza para el futuro debería estar, en no pensar tanto en que “hay de lo mio” y buscar el beneficio del sector o por lo menos de los concesionarios y no cegarse por la codicia de vender más unidades que el vecino y antes de asumir riesgos, unirse para valorar, compartir y controlar esos riesgos y los beneficios claro…

Sponsorized by:
Volvo - Automotive Blog

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept