28
Sep

Written on September 28, 2010 by Juan Antonio Moral in Distribución de vehículos y recambios

Reglamentación europea y el comercio “on-line”,  II

En  el nuevo Reglamento (GBE 330/2010),  publicado en el pasado Junio, ya podemos  precisar lo esencial de aquelo que afecta al comercio on-line en el sector del automóvil.

1.- El fabricante –franquiciador- es completamente libre para elegir el formato de su red franquiciada. La nueva reglamentación otorga más poder a los franquiciadores que a los franquiciados.

2.- Por lo tanto, el fabricante puede rechazar la concesión de la franquicia a vendedores “on-line” que no dispongan de instalaciones físicas –“bricks and mortar”- adecuadas  a los “stándares” definidos libremente por el fabricante.

3.- Sin embargo, el fabricante no puede impedir que los miembros de su red franquiciada desarrollen actividades “on-line”, directamente o a través de páginas especializadas.

4.- Tampoco podrán imponer límites porcentuales  a las ventas on-line con relación a las ventas en instalaciones físicas. Se entiende que podrán seguir fijando objetivos mínimos de ventas totales.

5.- Ni pueden establecer requerimientos ni limitaciones respecto al domicilio o localización de los clientes on-line.

6.- Y, por último, tampoco podrán imponer precios o relaciones entre precios de las ventas on-line sobre los de las ventas off-line, ya que la fijación de precios en cualquier circunstancia es prerrogativa exclusiva del franquiciado.

Hasta ahora se ha considerado que el automóvil no es un producto adecuado para las ventas totalmente on-line, sin embargo esta asunción está siendo desmentida poco a poco, especialmente por operadores muy profesionalizados en el sector del vehículo usado, aunque, lógicamente, debería haber más reticencias en este sector que en el vehículo nuevo. Ellos lo han conseguido suministrando una información exhaustiva, seria y profesional del producto, creando así una sólida imagen de marca. 

Lo mismo se pensaba en el caso de los productos de lujo que, por su  alto precio, requerían que se reafirmase su imagen de marca por medio del contacto físico en unas instalaciones dignas. Sin embargo los productos de lujo se venden cada vez más on-line, especialmente cuando son compras repetidas.

Por otra parte no hay que olvidar que el mercado de las piezas de recambio – sobre todo cuando el comprador es un profesional de la reparación- es perfectamente adecuado para la búsqueda y compra on-line.

En pocas palabras: la línea divisoria entre los canales off-line y on-line en el sector del automóvil es cada vez más difusa.

Los fabricantes y franquiciados van a comprobar que la GBE permite un amplio campo de experimentación sobre nuevos formatos de distribución a condición de que ambos tengan suficiente voluntad e imaginación.

                                            ººº

Comments

No comments yet.

Leave a Comment

*

We use both our own and third-party cookies to enhance our services and to offer you the content that most suits your preferences by analysing your browsing habits. Your continued use of the site means that you accept these cookies. You may change your settings and obtain more information here. Accept